Insomnio

  • Insomnio

El sueño es necesario para el equilibrio físico y mental. El insomnio es una sensación subjetiva de malestar con respecto a la duración y la calidad  del sueño, percibido como insuficiente o poco reparador.

El resultado final es un estado de cansancio físico y psíquico, somnolencia diurna, ansiedad  y falta de concentración.

Sus causas se  relacionan con enfermedades, estrés, consumo de sustancias excitantes y también con la predisposición individual (tendencia a la ansiedad, etc.).

Existen una serie de pautas pueden ayudarnos a conciliar el sueño:

  • mantener un horario fijo al acostarse y levantarse.
 
  • evitar ver la televisión, leer o escuchar la radio en la cama.
 
  • establecer una serie de actos rutinarios antes de   acostarse (lavarse los dientes, etc.), para que así  la repetición de los  mismos predisponga el cuerpo para el sueño.
 
  • evitar siestas de duración superior a 30 minutos.
 
  • realizar una hora de ejercicio al día pero nunca antes de   acostarse.
 
  • no realizar cenas copiosas, evitando además alcohol,   café y  tabaco, ya que perjudican el sueño.
 
  • mantener una temperatura agradable pero no demasiado   alta y utilizar prendas cómodas.
 
  • interrumpir el estrés realizando alguna actividad tranquila y relajante  antes de acostarse.
 
  • si no se logra conciliar el sueño es importante no permanecer durante horas en la cama  sino levantarse y volver a la cama cuando se sienta sueño.  
 

Existen plantas con efecto tranquilizante que pueden usarse, solas o en combinación, en  el insomnio leve o moderado.

Las más utilizadas son valerianapasifloraamapola de  california, tila, espino blanco y melisa.  

Mención aparte merece la melatonina, utilizada últimamente para este fin y ampliamente  publicitada en estos últimos tiempos  a pesar de que no existen estudios suficientes   que avalen su eficacia y seguridad.  

Comentarios

Se el primero en enviarnos tu comentario.

Solamente usuarios registrados pueden añadir comentarios.

PayPal